Rinoplastia Información General


Si una persona se ve al espejo y siente que algo de lo que ve no le hace feliz, tiene dos opciones: asumir que esa es la realidad y aprender a amarla o hacer algo por cambiarla, si es que de verdad no puede lidiar con ella. Muchos de los casos de rinoplastias inician justo así, con una inconformidad que se hace más fuerte cada mañana al momento de cepillarse los dientes y toparse con una nariz que no cumple las expectativas personales.

Este tipo de situaciones no tienen por qué ser mal vistas, porque incluso si parecen banales, lo que importa es que la persona haga todo lo que esté a su alcance con el fin de que su autoestima no se quebrante y su percepción de sí misma sea la mejor posible, sin importar lo que diga el resto del mundo al respecto. La rinoplastia puede ser esa solución en el camino.

Cuando sientes que la nariz que ves día a día frente al espejo no es la que quisieras tener, o consideras que no va para nada con las diferentes formas de tu rostro, pues no muestra tal simetría, la rinoplastia puede ser una excelente opción que permita que tu sonrisa vuelva a aparecer, a la par de una nariz más adaptada a lo que deseas.

Se ha satanizado mucho a la cirugía estética, pues muchas personas consideran que quienes recurren a ella son superficiales, carentes de amor propio, y pues, aunque hay quienes la emplean como un hobbie, hay quienes recurren a ella para sentirse mejor y, en cualquiera de los dos casos, no hay por qué ser críticos. Por ejemplo, quienes se hacen rinoplastia, pueden o no tener razones ante los ojos del mundo, pero, al final, ambas son decisiones válidas y respetables, que mientras hagan feliz al paciente, todo lo demás pierde importancia.

Si tu decisión es realizarte una rinoplastia porque no estás conforme con la dimensión o con la forma de tu nariz es importante que recurras a un especialista que esté realmente calificado para llevar a cabo la misión de hacer una cirugía estética invasiva que involucra no solo tu bienestar físico, sino también mental y espiritual, conforme al resultado obtenido.

Para más información te recomendamos solicitar un turno con el cirujano plástico Dr. Axel Hemmingsen, especialista de gran trayectoria en Argentina.